¿Comprar en un Concesionario o a un Particular?

Es importante conocer las ventajas e inconvenientes que presenta adquirir un coche de segunda mano a través de un particular o de un concesionario en función de la garantía de calidad del vehículo, el precio final del vehículo y las facilidades ofrecidas en el proceso

GARANTÍA DE CALIDAD DEL VEHÍCULO

GARANTÍA

Los particulares no están obligados a ofrecer una garantía.

Los concesionarios están obligados a ofrecer una garantía de un año a particulares.

En Canalcar ofrecemos hasta dos años de cobertura con nuestra Garantía Europea 5 Estrellas.

PROCESO DE SELECCIÓN

Cuando se compra a un particular se tiene un desconocimiento del estado real del vehículo.

Por lo general el vendedor no se hará cargo de problemas detectados una vez se haya realizado el traspaso del coche.

En Canalcar aseguramos la máxima calidad del producto debido a que los coches que adquirimos deben pasar un test de 110 puntos que certifique su correcto estado.

KILOMETRAJE GARANTIZADO

Un particular suele acreditar el kilometraje mediante el libro de mantenimiento o el certificado de la ITV.

En Canalcar además certificamos el kilometraje mediante nuestra máquina de diagnosis y otros métodos de verificación.

LIBRO DE MANTENIMIENTO

Es habitual en compras a particulares que los libros de mantenimiento estén incompletos o no aparezcan.

Para asegurar el correcto estado del vehículo habría que realizar una revisión completa en un taller.

En Canalcar corroboramos el buen estado del vehículo mediante nuestro examen de 110 puntos.

PERIODO DE PRUEBA

Con un particular no tendrá opción de devolución si detecta un fallo durante los primeros días.

En Canalcar, si tiene algún problema durante los primeros diez días, podrá cambiar su vehículo recién adquirido por otro de los que tengamos en stock.

PRECIO FINAL DEL VEHÍCULO

PRECIO

Con un particular posiblemente tendrá la oportunidad de negociar el precio, de modo que podrá conseguir un precio más ajustado. A cambio deberá asumir el riesgo de adquirir un coche desconocido sin garantía.

Un concesionario ofrece una serie de servicios que probablemente provoquen que el precio sea más alto: certificado de calidad, garantía de un año, periodo de prueba, financiación, trámites administrativos, coche a cambio, etc. No obstante, Canalcar siempre fijará un precio justo, estableciendo una excelente relación calidad-precio.

Además, en Canalcar los precios son fijos, de modo que desde el primer momento conocerá el precio final del vehículo.

FACILIDADES EN EL PROCESO DE COMPRA

FINANCIACIÓN

Los particulares no dan facilidades de financiación y exigen el pago al contado.

En Canalcar ofrecemos una libertad absoluta a la hora de financiar el coche.

TRÁMITES ADMINISTRATIVOS

Al comprar a un particular deberá ser usted mismo quien tramite el cambio de titularidad del vehículo a través de la Jefatura de Tráfico de su comunidad, así como deberá encargarse de pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Con Canalcar no tendrá que preocuparse de los trámites, ya que nosotros realizaremos todas las gestiones necesarias para su comodidad.

COCHE A CAMBIO

Un particular no le permite incluir su antiguo coche como parte del pago.

En Canalcar le facilitamos el cambio de vehículo tasando su actual coche y descontándoselo del precio final.

BÚSQUEDA DE COCHE

Al comprar un coche a un particular deberá ser el comprador quien realice todo el esfuerzo en el proceso de búsqueda del vehículo.

En Canalcar tendrá la ayuda de nuestros comerciales y nuestro buscador online optimizado.

Si quiere un coche específico y no lo tenemos en stock, le contactaremos en cuanto lo adquiramos.

¿DEBO COMPRAR UN COCHE DE SEGUNDA MANO A UN PARTICULAR O EN UN CONCESIONARIO?

Si su decisión se basa en los puntos analizados anteriormente, es muy probable que sea una mejor opción comprar en un concesionario. Si, por el contrario, su decisión de compra no la definen los factores anteriores y tuviese la oportunidad de adquirir un coche a través de un particular por mejor precio, procure tener certeza del buen estado del vehículo y valore el riesgo que supone adquirir un coche desconocido sin garantía.