¿Cómo es el contrato de compraventa?

Conocer contrato firmado en la compraventa de un coche

¿Como debe de ser un contrato de compraventa de un coche de segunda mano?

Un contrato de compraventa de un coche de segunda mano es un documento entre 2 partes, en el que una de las partes vende el automóvil a otra que se compromete a pagar por ella la cantidad de dinero acordada previamente, bajo unas condiciones, las cuales en caso de incumplimiento de alguna, el comprador tendrá derecho a reclamar e, incluso, anular el contrato. A la hora de comprar o vender un vehículo, habitualmente no solemos darle la importancia que se merece al contrato que firmamos y se suele utilizar cualquier documento descargado de internet que no es leído con detenimiento, que no ofrece ninguna garantía.

Antes de firmar el contrato de compraventa

Son muchos los detalles a tener en cuenta a la hora de vender o comprar un coche de segunda mano si queremos evitar sorpresas, en los concesionarios oficiales no necesitaremos preocuparnos por esto. A continuación desde aquí revisamos diferentes detalles que hay que tener en cuenta a la hora de la elaboración del contrato.

Comprobar que el vendedor es el verdadero propietario del coche

Este aspecto es uno de los más importantes, ya que en si el vendedor es un intermediario y no figura en ningún apartado, en caso de que ocurriera cualquier problema no podremos reclamarle nada. La comprobación se puede llevar a cabo de manera rápida y sencilla, pidiendo el informe de titularidad del vehículo en jefatura de tráfico. El documento tiene un valor de 8 euros y en él aparece la fecha de la primera matriculación del vehículo, así como una lista de todos los propietarios que ha tenido el coche.

Comprobar que el vehículo está libre de cargas

Al igual que pasa con las viviendas, al realizarse una transferencia de un vehículo, el comprador adquiere todas las responsabilidades de el mismo. Por ello, y con el fin de ahorrarnos un disgusto, debemos de realizar la comprobación de que el vehículo está libre de cargas, porque si tiene, y ya se ha realizado el traspaso, es el comprador quien está obligado a pagarlas. La comprobación se puede realizar en la jefatura de tráfico.

Dejar claro quién se hace cargo de los gastos de la transacción

Llevar a cabo la compraventa de vehículo conlleva hacer frente a una serie de gastos que normalmente no se ven reflejados en el precio del vehículo. En primer lugar, la compraventa de un coche de segunda mano está gravada, si se trata de una persona física con el impuesto sobre transmisiones patrimoniales, que varía en función de la comunidad autónoma; o si se trata de una empresa que se dedica a la reventa de coches o si se dedujo el IVA en la primera compra. Además en la DGT hay que pagar una tasa más con los gastos de la gestoría. La cifra final del conjunto de estas tasas e impuestos es importante, por lo que habría que llegar a un acuerdo en el que ambas partes estén satisfechas. Por otro lado hay que comprobar el estado del impuesto de circulación y la fecha en la que hay que pasar la ITV, ya que si son de pronto pago, habría que exigir una rebaja correspondiente al valor de las mismas.

Eleaboración del contrato

Comprobado estos aspectos y llegado a un acuerdo sobre el valor final de la transacción, pasamos a la elaboración del documento. Tanto si eres el comprador o el vendedor, estos son los datos que debes incluir, si quieres ahorrarte futuros problemas.

Datos a incluir en el contrato de compraventa

En el documento debe figurar la fecha en la que se llevó a cabo la transacción. Por otro lado, deben aparecer los datos personales de ambas partes: nombre, número de DNI, CIF en caso de que se trate de una empresa, y domicilio. Si es una empresa la que vende el coche, deben aparecer los datos del representante con el que llevamos a cabo el acuerdo. Además debe aparecer toda la información del vehículo: marca, modelo, cilindrada, color, potencia, matrícula, número de bastidor, fecha primera matriculación, kilometraje, extras e incluso el uso que le ha dado el anterior usuario.

Precio

Para poder llevar a cabo la compra de un vehículo de segunda mano. Es importante que en el contrato figure el precio real acordado, ya que si pecamos de poner un precio menor para reducir el coste de los impuestos, lo más probable es que hacienda intervenga y nos haga pagar el coste que ellos crean correcto más una sanción económica importante.