Vehículos eléctricos años 2016, 2017 y 2018

Vehículos eléctricos años 2016, 2017 y 2018

Los coches eléctricos son el futuro del automóvil

La necesidad de bajar las emisiones y reducir la contaminación, ha provocado que los fabricantes comiencen a desarrollar coches eléctricos. Automóviles que se conectan a la toma de corriente de nuestra casa para recargar las baterías y poder seguir circulando, sin emitir ni una pizca de contaminación. Una tecnología que ha dado sus primeros pasos tímidamente para ir evolucionando poco a poco.

Actualmente, la oferta de coches eléctricos ha ganado mucho atractivo con la llegada de varios modelos nuevos. Es uno de los segmentos que más ha evolucionado en los últimos años y que más crecerá en los venideros, con muchos lanzamientos programados desde marcas como Volkswagen o BMW. Se espera que muchos otros fabricantes lancen sus propios coches eléctricos de aquí a 2025, logrando que la contaminación de las grandes ciudades se reduzca considerablemente.

La evolución de los coches eléctricos

La tecnología de los coches eléctricos está recibiendo mucha inversión por parte de los fabricantes y muchos apoyos desde las administraciones públicas. Todavía falta mucho para que todos los fabricantes pongan en circulación sus propios modelos con motores eléctricos, pero cada día que pasa la oferta es mejor. En general, la evolución se nota desde los coches eléctricos de 2016 en adelante, cuando realmente los fabricantes se han interesado por esta tecnología. La marca más importante de este tipo de coches es Tesla, que ha sido pionera en coches eléctricos.

Nissan también ha sido una marca que se ha interesado mucho en el segmento. Entre los coches eléctricos de 2016 está el Nissan Leaf, el primer coche eléctrico de bajo coste que ha sido varias veces el más vendido del mundo durante seis años. También se puede destacar el BMW i3, el eléctrico premium y reciclable que ha sido un éxito durante sus tres años a la venta. No falta Smart, con el ForTwo Electric Drive o Volkswagen con el e-up!.

Nuevas marcas se interesan en la tecnología eléctrica

Los coches eléctricos de 2017 siguieron ganando mercado y muchas marcas más se fueron interesando por el mercado. De hecho, los coches eléctricos de 2017 se pueden contar por decenas e incluso incluyen furgonetas y modelos de tamaño medio. Por ejemplo, en 2017 se podían comprar coches como el Tesla Model 3, el Renault ZOE o el Volkswagen e-Golf. Automóviles muy evolucionados que ya ofrecían autonomías superiores a los 300 kilómetros en algunos casos y cargas muy rápidas, del 80% de la batería en apenas 30 minutos.

En el año 2017 es cuando las marcas se adentraron por comleto en el segmento de los coches eléctricos y muchas anunciaron que tendrían a la venta en el futuro una gama muy completa con esta tecnología. Sin embargo, Tesla seguía siendo la marca más importante de los coches eléctricos de 2017, con modelos que tenían una autonomía superior a los 600 kilómetros.

El auge del coche eléctrico llega en 2018

El año 2018 ha sido el auténtico 'boom' de la tecnología eléctrica. Los coches eléctricos de 2018 son mucho más numerosos que en el año anterior y se añadieron a la lista de ofertas marcas como Hyundai, con su modelo Ioniq EV o KIA con el Kona EV. Sin embargo, los coches eléctricos de 2018 han tenido un protagonista muy destacado: el Jaguar i-Pace. El primer coche con motor eléctrico de la firma de lujo británica que ha roto todos los moldes y se ha colocado como uno de los más importantes del mercado.

Protagonismo que ha tenido que compartir con el Audi e-tron y el Mercedes EQC 400, coches eléctricos que se han presentado en 2018, pero que se pondrán a la venta en 2019. Un adelanto de lo que está por venir en cuanto a evolución de la tecnología eléctrica.